martes, 9 de julio de 2013

De como Paper Mario se suicidó.

Saludos de nuevo. Hoy quiero hablaros sobre mi opinión acerca de una de las series de videojuegos más importantes para mi (Sin contar Resident Evil). Os hablo de nuestro héroe de papel, Paper Mario. Una de las sagas más perfectas y más destruidas por parte de Nintendo. Los dos primeros fueron asombrosamente maravillosos, una obra de arte, me atrevería a decir, más grande que Ocarina of Time y Resident Evil 2.

Pero, ¿Qué ha pasado? ¿Qué le ha pasado a Nintendo para destruir una de sus sagas más buenas, perfectas y, por encima de todo, un éxito de ventas? El cambio radical del modo de juego. A partir de la tercera entrega, Super Paper Mario para Nintendo Wii, el juego comenzó su decadencia, y con Sticker Star, para Nintendo 3DS, parece ser que lo confirmará (Aún no he podido jugarlo).

Recuerdo cuando tenía 6 o 7 años. Le pedía a mi madre con locura que me comprara el Paper Mario. Desgraciadamente, no me lo compró. ¿Por qué? No lo sé. Por suerte, mi hermano mayor me bajó un emulador de Nintendo 64, Project 64, y conseguí jugarlo (Con problemas al principio, pero pude jugarlo, aunque no me lo llegué a pasar).

Más tarde, en 2004, mi hermano se compró el Pikmin para Game Cube, y una semana después, mi madre me permitió comprarme el Paper Mario: La Puerta Milenaria. La primera vez que me compraba dos juegos en el mismo mes, yo solo podía comprarme 2 o 3 juegos por año. Recuerdo que era agosto, iba a empezar 6ª de Primaria. Me lo pasé en dos semanas. Fue para mi un gran Paper Mario.

Cuando empecé 1ªESO, Super Paper Mario salió en septiembre. Mi madre se negó a comprármelo hasta Navidades. Cuando menos me lo esperé, ví en una bolsa la caja del juego. Mis gritos y mis saltos de alegría eran de una felicidad absoluta. Y esto lo recuerdo a la perfección, 3 días, 16 horas y 30 minutos exactos, ese fue el tiempo que gasté en pasármelo.

Fue entonces cuando, en mi foro, reiteraba miles y miles de veces que era el mejor juego del mundo. Incluso llegué a algún que otro pique... Pero en el fondo me equivocaba.

Más o menos en 2010, creo, pirateé mi consola Wii. Y conseguí bajarme juegos de la consola virtual gratis. ¿Sabéis cual fue el primero? Paper Mario, para N64. Por fin jugué a ese juego en una televisión. No recuerdo el tiempo exacto que pasé jugando, solo se que me lo pasé en grande. Ya me acuerdo. Lo dejé en el mundo de Yoshi, no podía llegar a Rafy Raven. A partir de ahí todo era nuevo, el mundo de la puerta mágica, el reino del hielo, el cielo, el castillo de Bowser... Una obra maestra.

Fue más adelante cuando me dí cuenta. Super Paper Mario había cambiado demasiado. La historia, la música y los escenarios, por lo hablar de los personajes, estaban muy bien hechos. Bastante, pero hubo problemas. ¿Y mis puntos Flor, mis puntos Estrella, las batallas por turnos, los Ataques Especiales, los compañeros (Los pixelitos y Pisti no cuentan), los mundos con "pueblos"...? Eso hizo mucho daño a los fans.

Y ahora, con Paper Mario: Sticker Star, parece que van por el mismo camino. No lo he jugado, tengo ganas, pero gastarme casi 40€ en un juego que no sé si me gustará... Como que paso. Pero por lo que he leído, la saga está siendo obligada a un suicidio. Por lo que parece, el juego no tendrá una historia, ni tendrá 8 "objetos" especiales, sino 6. Tampoco habrá puntos flor, medallas, habilidades especiales... Supongo que las pegatinas lo sustituirán.

Ya os digo, no sé si esto es verdad. No lo he jugado. Ojalá algún día conozca a alguien que lo tenga y pueda pedírselo para jugarlo. Y así decidir. Lo cierto es que esta es la segunda entrega seguida que ha fallado a los fans, si Nintendo hace que en Wii U el próximo Paper Mario sea igual de "odioso"... No creo que tengamos sexta entrega.

Para terminar, creo que sería buena idea que Nintendo, ya que le gusta tanto los remakes, hiciera alguno del Paper Mario de 64 para su consola 3DS. Estaría encantado de pagar por tenerlo.

Suerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario